Herramientas y Recursos para la empresa

1. Organízate con Trello en tres pasos

Trello es una herramienta para gestionar tareas mediante listas. Puede descargarse de manera gratuita tanto para ordenador como para dispositivos móviles en los markets de Android y Apple.

Trello dispone tus tareas pendientes como si fuesen post-its organizados sobre una mesa. De este modo puedes revisar el estado de tus proyectos con un vistazo, siguiendo estos pasos:

•    Organiza tus proyectos por listas. Asigna una lista a cada uno de tus clientes o proyectos.

•    Establece deadlines. Añade una fecha límite a cada una de las tareas de tu lista (tarjetas en el lenguaje de Trello), y te asegurarás de que siempre haces lo más urgente primero.

•    Etiqueta. Si etiquetas cada una de tus tareas / tarjetas según el proyecto y su estado (listo, pendiente, urgente…), podrás cambiar la apariencia del tablero según las necesidades del momento. Así podrás optar, por ejemplo, por ver todas las tareas pendientes de cierto proyecto o monitorizar las acciones realizadas durante la semana.

2. Automatiza tu comunicación

If this then that es la aplicación de moda. Con ella es posible ahorrar tiempo automatizando las acciones de tu día a día. Para utilizarla basta con registrarse y escoger una de sus “recetas”. Las más interesantes te permitirán:

•   Gestionar los archivos que recibes. Esta receta es muy útil para, por ejemplo, almacenar todas las facturas que recibes de tus proveedores directamente en tu Dropbox. Además, la aplicación organizará tus carpetas según el emisor de la factura para que siempre sepas dónde están.

•   Actualizar tus redes sociales. Si quieres que tu cuenta de Twitter esté siempre actualizada con las últimas publicaciones del blog de tu negocio, esta aplicación hará exactamente eso. ¡Y además incluirá una foto! Solo tiene una “pega”, el blog deberá estar alojado en WordPress.

•   Mantener tu agenda de contactos siempre al día. Esta receta generará un documento de Excel en Google Drive con todos los contactos de tu agenda, que actualizará de forma automática cada vez que agregues un nuevo número de teléfono.

 

3. Un ratón de ordenador que no solo clica

Hoy en día los ratones se han convertido en mucho más que un dispositivo para señalar qué archivos quieres abrir en tu ordenador. De hecho algunos como el IRIScan Mouse, también permiten escanear documentos. Para ello solo es necesario mover el ratón por encima del folio en cuestión mientras se clica el botón de “SCAN”, situado en uno de sus laterales.

Otros ratones, como el Razer Naga, incluyen botones programables para automatizar algunas de las acciones que llevas a cabo en tu ordenador sin tener que moverlo. Estos pueden ser especialmente interesantes para aquellos que sean gamers en su tiempo libre, ya que también se integran con juegos como Call of Duty. Son muchas las marcas que fabrican estos ratones, así que podrás encontrarlos con facilidad. Pregunta en la sección de videojuegos de tu tienda de electrónica.

Por último están los Silent Mouse, estos ratones silenciosos hacen posible trabajar durante todo el día sin escuchar ni un solo clic. Y es que su sistema de reducción de sonido ha conseguido una certificación de la Noise Abatement Society, el organismo británico para mejorar el “ambiente acústico”.

Crea tu portfolio e impresiona a tus clientes

cro

Mostrar ejemplos de tus productos y servicios es clave para captar clientes. Por eso es recomendable contar con un portfolio atractivo, que recopile tus últimos trabajos y ponga en valor tus capacidades.

Para crear tu book de productos puedes reunir desde fragmentos de tus trabajos, hasta fotocopias o fotografías del resultado final. El objetivo es contar con un portfolio diverso y profesional, por lo que deberás añadir proyectos que muestren habilidades técnicas y alternativas más creativas.

Hoy en día, el mundo digital es un gran escaparate en el que podrás escoger la alternativa que más te convenga para mostrar tus trabajos. Algunas de las opciones entre las que elegir son:

•    Plataformas especializadas. Herramientas como Portfoliobox te permitirán crear una página con galerías de fotos o textos  en los que muestres tus habilidades y que podrás editar siempre que quieras. ¿La ventaja? Simplemente necesitarás copiar y pegar enlace de tu portfolio para enviárselo a tus clientes o publicitarlo en tus redes sociales.

•    Redes sociales. Algunas redes sociales como Pinterest o Instagram sirven para crear un pequeño cuadro con tus últimos trabajos. Una alternativa muy visual que estará accesible para todos. Si esta es tu opción, recuerda que, antes de publicar fotos de productos que hayas fabricados para un cliente en concreto, deberás pedirles permiso. Si necesitas inspiración, puedes echarle un vistazo a estos ejemplos de portfolios originales en Instagram y Pinterest.

•    Crea tu propio blog. Una fórmula que está muy de moda en algunos sectores es mantener un blog en plataformas como WordPress. En él podrás publicar posts o galerías sobre tu día a día y mostrar tus proyectos más destacados.

Otras claves para realizar una selección que impresione a tus clientes son:

•    1. Calidad antes que cantidad. Aunque la Red ofrezca espacio ilimitado, no es recomendable abusar de él. Incluir muchos ejemplos abrumaría al cliente y daría una sensación de cantidad, pero no de calidad. Por eso es más importante escoger proyectos de mayor calidad, o aquellos que hayas realizado para clientes de renombre. Así, además de mostrar tus proyectos, el portfolio incluirá también tus referencias.

•    2. Adáptate al sector. Lo habitual es que uses tu portfolio como carta de presentación ante potenciales clientes de diversos sectores. Para conseguir un mayor impacto, cuando se lo envíes a potenciales compradores por correo electrónico, es recomendable que adaptes el texto de tu mail al sector en cuestión. Así podrás destacar aquellos aspectos que sean más relevante para ellos y conquistarlos.

•    3. Profesionalidad ante todo. Tener una cámara de tropecientos megapíxeles no te convierte en un fotógrafo experto. Cuando una foto no es profesional, se nota mucho y transmite una mala sensación, por muy bueno que sea el proyecto Es más, a través de las pantallas de alta definición de nuestros dispositivos, una foto mala es imposible de disimular. Como alternativa al do-it-yourself, un buen fotógrafo te proporcionará imágenes de tus trabajos que lucirán mucho mejor en tu book de servicios.

Ahora que ya sabes cómo elaborar tu portfolio para impresionar a tus potenciales clientes, solo queda sacar tu lado más creativo y… ¡manos a la obra!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *